domingo, julio 27, 2008

Dos semanas con un MacBook


Desde hace poco mas de dos semanas he sustituido el tabletPC por un MacBook. Ha sido una decisión que llevaba tiempo meditando, y no ha sido fácil, por que había modelos de portátiles HP con precios bastante competitivos y de características estupendas, pero al final me he decantado por el portatil de apple. Y lo mas curioso de todo, la razón que me ha llevado a decidirme por este laptop ha sido principalmente que pueda utilizar OSX de manera legal en una máquina que ha sido diseñada para funcinar específicamente con ese sistema.


El entorno que ofrece el sistema operativo al usuario es inmejorable, la usabilidad es muy buena y las cosas están donde deben estar, no importa que lo que vayas a hacer no lo hayas hecho antes en un OSX, la aplicación, parámetro, opción, lo que sea lo encontrarás sin pensarlo dos veces. Las "pilas" proporcionan al usuario acceso rápido a ficheros principales y la exploración de archivos es muy visual gracias a la interfaz cover flow, que permite previsualizaciones de un buen número de distintos tipos de ficheros.



Los famosos widgets están a la orden del día en OSX, con pulsar F4 o pinchar con el ratón sobre el "cuentaKm" del dock aparecerán sobre el escritorio. Hay una gran variedad de widgets para descargar en la web de apple. y la instalación es simple a mas no poder (doble click, ya está).


Situación típica: estas haciendo una práctica, tienes abierto eclipse para programar, una consola para ver los resultados, 2 servidores corriendo, un word para ir escribiendo el informe un par de carpetas con los ficheros con los que estás trabajando y un firefox para "sacar ideas" de otras personas. ¿Como se aclara uno con semejante cantidad de ventanas? En windows mal vamos, la barra de tareas se queda pequeña, en linux ya habríamos tenido un kernel panic por haber conectado una impresora o un pendrive (no contemplamos la opción linux), en OSX: se lleva el puntero del raton a la esquina de la pantalla que hayas configurado como activa para expose y las pantallas se hacen hueco y entran todas en el área del escritorio, seleccionas la que interese y haces click sobre ella.



Y otro punto fuerte del sistema operativo: instalaciones igual de sencillas que en Windows XP, básicamente son así:
  1. Descargar de internet la aplicación, generalmente .dmg
  2. Doble click sobre el fichero .dmg, monta una unidad virtual con el contenido de la imagen dmg en una ventana nueva.
  3. Se arrastra el icono de la aplicación contenido en la nueva ventana a la carpeta de aplicaciones.
  4. Instalación acabada, el programa funciona.
Y de momento no he tenido ningún tipo de problema, salvo contadas aplicaciones muy específicas para las que no he encontrado un equivalente en OSX. Para esto las principales alternativas son CrossoverMac, una máquina virtual (Parallels, VMWare Fusion, Virtual Box) o partición con BootCamp y hacer un arranque dual, con la ventaja de que puedes correr el sistema windows de manera nativa y en caso de que sea necesario poder arrancarlo también desde OSX con parallels.

Para una descripción mas técnica sobre el sistema operativo, la opción es leer los capítulos 1 y 2 del documento Mac OSX Technology Overview (link), titulados: "Mac OSX System Overview" y "Darwin and Core Technologies". Merece especialmente la pena darse de alta en la apple developer connection y ver que materiales gratuitos ofrecen a los programadores (link).

3 comentarios:

kescribano dijo...

A ver si instalas de una vez el kit de desarrollo para el iphone que me lo dan la semana que viene...
Nos vemos Herman

José Antonio dijo...

Ya está instalado Herman, el entorno Xcode y el simulador. Ahora solo falta el iPhone!! Como me comentaste te aparece un emulador y algunas aplicaciones básicas. Habrá que echarle un ojo!

Dave BV. (MzW!!) dijo...

yepa saludos desde toronto y desde mi ipod touch! Me lo he pillado en Canada que es una ganga.q ganas tngo d pillar d nuevo mi Mac