sábado, abril 26, 2008

El museo de la resistencia danesa

Aunque hace mas de un mes que estuve en Copenhagen y visité el museo de la resistencia danesa, por unos temas y otros se me había pasado comentar nada por el blog. Como en otras ocasiones me llevé una buena cantidad de fotografías de la exposición, aunque algunas eran prácticamente imposibles de hacer por el reflejo del sol en los cristales. Pero se intento!

A la entrada del museo nos encontramos con uno de los tanques utilizados en la liberación de Dinamarca, el modelo HtK 46.

Tanque HtK 46 a la entrada del museo

El museo está dividido en varias zonas que prentenden sumergir al visitante en la Dinamarca de la segunda guerra mundial, situándolo en el ambiente de restricciones y desconfianza que surgió en el pais. De esta forma se organiza describiendo las fases de la adaptación al nuevo gobierno, la aparición de la resistencia, la represión y la liberación final del pueblo danés.
En la exposición estaba la famosa enigma, presente en todos los museos de la segunda guerra mundial y diversos equipos de comunicaciones, equipos de radio ilegales principalmente, además de herramientas para el cifrado de mensajes.
Además de los equipos dedicados a la exposición todavía quedaba un aparato original y funcionando que podía ser operado si se tenía licencia de radio aficionado, igual que en el museo de la ciencia y la tecnología de Berlín.


Estación de radio instalada y todavía funcionando

Radio portátil camuflada en un maletín



Tabla de códigos para encriptar mensajes

Además había algún que otro dispositivo bastante curioso, como por ejemplo esta unidad de medida de las bombas V1, que era fabricada en Dinamarca. Según explicaban, la resistencia llevó a cabo varias medidas de sabotaje en esta fábrica, entre otras la sustracción de un gran lote de unidades como ésta que acabó en el puerto, salvo una unidad enviada a Londres para que fuese estudiada.


Unidad de medida de precisión de la bomba V1

Otro elemento mas que llamativo era el mecanismo de detonación de una mina de superficie. Parece ser que la mina tenía un "anillo" de sensores alrededor de la misma, y que el dispositivo que accionaba el detonador actuaba como una especie de "amplificador diferencial" pero en versión mecánica.


Mecanismo de activación del detonador

No es que sea nada impresionante pero, si te gusta la temática, encontrarás una gran cantidad de piezas bastante conocidas y representativas de esta parte de la historia, así como explicaciones detalladas. Los rincones recreados en el museo, como la estación de radio y la imprenta ilegal, también tienen su gracia. El museo está cerca de la famosa sirenita (todo el mundo que va a Copenhagen la visita) así que seguro que si pasas por la capital vikinga, puedes dedicar media hora a echar un ojo.

Algunos links:

jueves, abril 24, 2008

El buen pastor

Despues de 13 días sin contar nada por aquí me he decidido a poner un comentario sobre una estupenda película que vi hace poco. La verdad es que con esto de que empieza a hacer buen tiempo y con las pocas horas de clase que tengo hay ganas de hacer de todo menos estudiar y hacer el proyecto... (me temo que el mes de mayo va a ser mortal).

Bajo el título "El buen pastor" (The good shepher) se recogen una colección de fragmentos de la vida de un espía a lo largo de la primera parte de su carrera.
Todo empieza desde sus comienzos en la universidad y las famosas hermandades de las que siempre se habla en la cultura estado unidense, y de las que mucho se ha discutido su conexión posteriormente con la elección de hombres de importancia en el gobierno. Tras ser reclutado, la película narra los progresos dentro del escalafón y como las influencias y las rencillas internas dentro de estas cerradas organizaciones que rozan el sectarismo pueden destruir las mas cercanas relaciones personales. Su destino en Londres durante la Segunda Guerra Mundial, su paso por la dividida Berlín de postguerra y las influencias de la inteligencia americana en Bahía de Cochinos y otras acciones para el gobierno durante la guerra fría van modificando el carácter y la moralidad del personaje principal.
La película acaba siendo el ejemplo perfecto de alguien dedicado al trabajo, para el que vive y tiene gran éxito pero con nada mas alla del mismo. Una buena película, que promete continuación. Dirigida por Robert De Niro, y producida por él mismo y Francis Ford Coppola y con un reparto excepcional. Que De Niro y Ford Coppola esten involucrados ya es garantía de calidad. Hay que verla. Debajo dejo el trailer de la cinta, para ir abriendo el apetito.





viernes, abril 11, 2008