viernes, febrero 15, 2008

Los vestigios del muro de Berlín

En el pasado viaje a Berlín, una de las zonas más interesantes y llenas de historia de la ciudad que visitamos fueron los restos del muro. La ciudad está llena de vestigios y secciones del muro que dividió Europa desde el año 61 hasta el 89. Estos restos y toda la historia que circula alrededor de ellos me interesaba bastante, por que fue el origen de numerosas experiencias e intentos de escape hacia la libertad por parte de los berlineses del este y un nido de espías en el centro de Europa, que han sido el inicio de toda una colección de novelas y han inspirado a autores geniales que tanto me gustan (especialmente Ken Follet, Frederick Forsyth y John le Carré).
Dicho sea de paso, si está temática es te tu interés, el museo del Checkpoint Charlie está lleno de explicaciones y formas de escape que se utilizaron durante este período de tiempo. Es para cogerlo con tiempo, un par de horas, y mas que mostrar piezas geniales (que las hay), pretende sumergirte en el ambiente que se vivía por aquella época.



Hace menos de 20 años, el muro imponía respeto y miedo ahora tienen que vallarlo para que la gente no se lleve partes del mismo (ingénuos...). Aunque, afortunadamente, quedan trozos diseminados por toda la ciudad sin ningún tipo de protección, a los que berlineses y turistas contribuyen a su peculiar decoración:


Por las zonas en las que el muro ya es historia, sólo queda un línea de ladrillos en el suelo, que son pisados por decenas de miles de personas todos los días con todo tipo de libertad sin ningún tipo de consecuencia, pero que hace un tiempecillo acabarían en una carcel de la STASI durante un período no menor de dos años.


En las tiendas venden pequeñas bolsitas con un par de piedras que en teoría son del muro y que... si, compré una de ellas.



Y como se puede ver en la imagen de la derecha, cansado de ver como mis estimadas polacas me decían "they are fake", puse solución por la vía rápida la noche siguiente, con premeditación, alevosía y haciendo uso de los medios necesarios.

En internet hay muchos sitios que contienen documentación sobre este trozo de historia, y que son fáciles de encontrar (un poco de google no hace daño a nadie). Pero este documento gráfico del periódico El Mundo es bastante comunicativo (link).

Por último, si vas a visitar la ciudad en breve y te gusta la temática del fin de la segunda guerra mundial y la guerra fría además de la vida durante los años del muro, en las tiendas para turistas que las hay a patadas, hay cosas interesantes entre cientos de souvenires estúpidos a mas no poder. Para planear tus días por Berlín y visitar las zonas mas relevantes merece especialmente la pena el libro que aparece en la parte derecha de la fotografía, titulado "Berlin The War, the Wall. From the Nazis to the Cold War". Entre algunas fotografías y pequeñas descripciones de los lugares, aparecen datos útiles, como localización y medios de trasporte disponibles para llegar hasta allí.




Los datos completos del libro son:
Título: "Berlin, The War, the Wall. From the Nazis to the Cold War: The Bunkers and Battlefields, the Memorials and Museums" English version
Autores: Jaron Verlag & Randy Richison
Serie Berlin Kompakt
ISBN: 3-89773-062-6
Después de visitar la ciudad, me ha hecho reflexionar bastante sobre la transformación que ha habido en ella y como han superado los tiempos difíciles que les ha tocado vivir. Comunicaciones, forma de vida, costumbres, todo sufrió un cambio radical aquel 9 de noviembre de 1989, aquella época en la que reinaba el spectrum y muchos de nosotros no teníamos preocupaciones mas alla de que cromos íbamos a cambiar el lunes siguiente con nuestros compañeros de preescolar.

1 comentario:

Mirna dijo...

Si bien con la caída del muro se ha superado una etapa muy triste a nivel mundia, aun quedan vestigios de aquellos tiempos. Por eso creo que es valioso poder saber sobre el muro de berlin historia para entender un poco mas, ciertas cosas que suceden hoy