miércoles, febrero 13, 2008

Deutsches Technikmuseum Berlin

De mi paso por Berlín uno de los mejores recuerdos que me he llevado ha sido el visitar el museo técnico. Está a la altura del museo de la ciencia de Londres, que era el mejor que había visto hasta ahora (lejos quedan los que tenemos en España). En estos momentos no sabría con cual quedarme. Pasé 7 horas y media viendolo y se me quedaron muy cortas, ya que no me dio tiempo de ver la sección de locomotoras, la fábrica de cerveza y la exposición de coches antiguos, pero creo que también eran las menos interesantes.

Las secciones que contenía eran muy variadas, pero para mi las mejores fueron las de comunicaciones, informática, navegación y aviación. La cantidad de material que tenían era impresionante, porque después de la segunda guerra mundial quedaron muchos restos de lo que había sido utilizado por esa época.

De lo mejor que ví fue la reconstrucción del computador de Zuse, varios modelos de la máquina enigma (naval y de la luftwaffe y del ejército de tierra) y las bombas V1 y V2. Ademas la cantidad de aviones que había dentro de la exposición era considerable, incluido un bombardero en ala delta del ejército alemán.

Memoria de nucleos de ferrita de un computador de Zuse




Manual del lenguaje de programación de "alto nivel" diseñado por Zuse




Tubos de vacío del computador.



Algunos fotos que hice durante la visita al museo las estoy colgando en un album de picassa. En los próximos días seguiré colgando mas fotografías, ya que las tengo que redimensionar y bajar la resolución.

Máquina enigma




Bomba V1





También me gustó muchísimo la colección de válvulas que tenían, sobre todo en la sección de comunicaciones del museo. Entre antiguos modelos para receptores y otras como de unos 30 cm de alto utilizadas en emisoras de radio, destacaba la colección de válvulas utilizadas por el ejército alemán durante la segunda guerra mundial.


Según comentaban, incluso después de la guerra era bastante dificil encontrar documentación sobre este tipo de componentes, ya que la que había disponible era clasificada. Al principio de la guerra se seleccionaban válvulas normales, como las que se vendían en las tiendas civiles, teniendo en cuenta que tuviesen un buen rendimiento y tan sólo se les cambiaba el nombre que recibían, para cumplir la notación que se seguía en el ejército. Al final se fabricaban válvulas que cumpliesen los requisitos militares de mejor respuesta frecuencial, mayor tensión de filamento, mayor resistencia a golpes ...

En definitiva, si vas a Berlín es un sitio que hay que visitar en el caso de que te interese la tecnología, si ya lo que estudias es una ingeniería irte sin visitar el museo es como irte sin ver los restos del muro.


Messerchsmitt Bf 109

1 comentario:

T3 dijo...

He estado viendo las fotos del album. Fíjaos en la "tarjeta" de memoria: 4 grupos de 16x16 toros de ferrita = 1024 bits = 128 bytes.

Y esto fue, como quien dice, anteayer.

Un gran post.